Además de ser un alimento diurético, esta fruta es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales que son muy beneficiosos para nuestro corazón y para evitar la aparición de enfermedades.

La sandía es perfecta en estados de cansancio ya que su consumo es ideal cuando nos duelen los músculos e incluso para recuperarnos después de un gran esfuerzo físico como por ejemplo practicar deporte. Es una fruta idónea para incluir en nuestra dieta de forma diaria ya que o solo es buena para la salud, sino que además refrescante y como no, está deliciosa.

Valores nutricionales de la sandía que nos aportan 100g de producto:

-89 mg de potasio.
-11 mg de magnesio.
-4,6 gramos de hidratos de carbono.
-0,5 gramos de fibra.
-20, 5 kcal.

Como vemos un alimento nutritivo independientemente de la época del año en la que estemos, aunque ahora que se acerca el verano ya no tenemos excusa para consumirla, ¿verdad?