¿Sabemos realmente qué son los alimentos precocinados? Cuando hablamos de este tipo de productos hacemos referencia a aquellos que han sido preparados industrialmente y se conservan en latas, botes de vidrio y un largo etc. Para consumirlos solo es necesario con calentarlos en el microondas o saltearlos un par de minutos en la sartén. El porqué de tanto éxito es muy sencillo: son rápidos de preparar y nos ahorran tiempo a la hora de realizar la “odiada” compra semanal.
Pero, no todo es positivo, ya que no debemos abusar de ellos puesto que sus altos contenidos en sal, grasas saturadas, aceites y azúcares provocan (para quienes los consumen diariamente) enfermedades como la diabetes, colesterol e hipertensión.

Productos procesados, bebidas azucaradas y alimentos congelados, entre muchos otros productos, hacen que nuestra alimentación no sea tan saludable como debería. Si cambiamos nuestros hábitos de compra y vamos a mercados gastronómicos tradicionales, dejaremos la tentación a un lado y evitaremos llenar nuestros carritos de alimentos que no nos hacen ningún bien